Riveros en solitario

 

 

Ártico

Aunque los años se amontonen en castillos de vapor / aunque gastes tu rostro con alguien que no sea yo / aunque no nos pronunciemos en voz alta, ni haga falta amplificar este vacío un poco más / Se que tengo mi lugar en el ártico de tu razón / Aunque otras tantas voces que no sea esta / quieran escalar esa montaña que es tu pecho / y clavar su bandera en esas tierras / mientras espero en mi frontera / que se acaben estas noches que me pueden encontrar / Se que tengo mi lugar en el ártico de tu razón / se que tengo mi lugar en el ártico de tu razón / Hoy más que antes los sueños importantes pueden más / dar vueltas que llegar a un norte / a este norte donde hoy vivo yo / y recordar sea sólo parte de un plan que has convertido en opción / se que tengo mi lugar en el ártico de tu razón / se que tengo mi lugar en el ártico de tu razón / En los veranos rendido en tus bosques / cuánto has perdido buscando horizontes / hoy se que tengo mi lugar en el ártico de tu razón.

 

De todo en esta vida

De mi ser / de mis ganas de encontrarte / de las fantasías que, en noches como esta, preguntan "¿Dónde estás?" / De mi calidez / de mis consecuencias / de mi todo, de mis modos / de todo en esta vida cuánto te llevaste / ¿y volverías para saborear de todo en esta vida?/ A las palabras las enmudeció la más fuerte bofetada de la decepción / y las horas llenaron las copas del eco de tus risas / Los desiertos, los cielos / los amantes y los muertos / todos cuando vuelvan estarán de mi lado para hacerte regresarme / de todo en esta vida / De todo en esta vida / un sabor para nadar/ De todo en esta vida / de todo en esta vida / de todo en esta vida.

Ahora

Ahora / que todo se ha acabado / vuelvo desde todo y vuelvo para ti así / vuelvo para ti así / Ahora / que nos podremos evitar / y devolverte todos esos besos, ¡devolvértelos! / aunque no estés aquí / Siempre encuentro el tiempo de hacer más / como hacer a un lado el miedo / y hablarte siempre con verdad / Ahora / que todo se ha aclarado en mi / voy a cerrar los ojos, y a cerrar las puertas / para dejarte ir / voy a dejarte ir / Ahora / que nos podremos reinventar / y respirarte y confortarte y confirmarte en mi / aunque no estés aquí / Siempre encuentro el tiempo de hacer más / como hacer a un lado el miedo / y hablarte siempre con verdad / Al fin / Siempre encuentro el tiempo de hacer más / como hacer a un lado el miedo / y hablarte siempre, siempre, siempre con verdad.

La verdad

No es la verdad / que sepa tanto o más que tú / con los mismos ojos / con los mismos credos / y las mismas balas que tú / y en los años en que hay tan poco por ocultar / yo te invito a tomar mi mano y a sentir que somos, lo que creas que somos / No es la verdad / que tus daños nunca son tantos / con los mismos dientes con que sonríes muerdes / y las mismas ganas que tú / y en los años en que hay tan poco por ocultar / yo te invito a tomar mi mano y a sentir que somos, lo que creas que somos / Y en los años en que hay tan poco por ocultar / yo te invito a tomar mi mano y a sentir que somos, lo que creas que somos / No es la verdad.

El desastre

Un tropiezo pudo ser fatal / y aún no sabes lo que has hecho mal / De todo lo que siempre quise conservar / sólo quedan trozos que he pateado al andar / Y no lo sabes, porque tus pies nunca tocan el suelo / Tu andar no sabe del desastre / Nos encontramos en la misma dirección / Nos traen otros giros / otros pasos, otras vidas / una vida mejor / que ha gastado tanto el calendario / hasta los días que nos dedicamos a sanar / y no lo entiendes, porque tus pies nunca tocan el suelo / Tu andar no sabe del desastre / Y cuando la ciudad, al fin del tiempo se cubra con tu voz / quizás se acabará el desastre / Y cuando la ciudad, al fin del tiempo se cubra con tu voz / quizás se acabará el desastre / ...Se cubra con tu voz.

 

Lo que no está permitido

Lo que no está permitido / lo que guardas en tu abrigo / lo que dices que no es cierto cuando te lo cuenta el viento / Y si me quedo en tu espalda, soy tu amor en exclusiva / cuando me hablas al oído, cuando le hablas al olvido / Y así estámos los dos / emborrachados de nuestros propios ojos / no he intentado continuar / en esas calles que son cosa de locos / Y yo, que siempre te he dicho quien soy / yo siempre dije "presente!" / soy / Lo que no está permitido / lo que guardas en tu abrigo / lo que dices que no es cierto cuando te lo cuenta el viento / Y si me quedo en tu espalda, soy tu amor en exclusiva / cuando me hablas al oído, cuando le hablas al olvido / Y así estámos los dos / acostumbrados a vernos a medias / y es igual que no echar mano / a estos encantos que son goce de pocos / Y yo, que siempre te he dicho quien soy / yo siempre dije "presente!" / soy / Lo que no está permitido / lo que guardas en tu abrigo / lo que dices que no es cierto cuando te lo cuenta el viento / Y si me quedo en tu espalda, soy tu amor en exclusiva / cuando me hablas al oído, cuando le hablas al olvido / Y yo, que siempre te he dicho quien soy / yo siempre dije "presente!" / y tu / que cuando ardes por dentro / sólo piensas en buscarme porque soy / Lo que no está permitido / lo que guardas en tu abrigo / lo que dices que no es cierto cuando te lo cuentael viento / Y si me quedo en tu espalda, soy tu amor en exclusiva / cuando me hablas al oído, cuando le hablas al olvido.

 

Escapar contigo

Y al fin / cuando vienes con verdad / puedes abrir la puerta y entrar / y al fin, todo lo que sabes / tenga su lugar por siempre / De todo lo que puedas esperar / sabes que he sido piedra, he sido puerta / y nunca me he arrepentido / por todo lo que se ha perdido / Si sabes cuánto gastar / si sabes cuánto apostar / si sabes dónde buscar / está bien por mi / Después de tanto cielos y de tanto celo / si se han borrado las fisuras de tu corazón, podría yo escapar contigo / Y a mi, que todo me resulta un poco así / si ya han hablado los abrazos / y acabado los excesos por todo lo que se ha perdido / Si sabes cuánto gastar / si sabes cuánto apostar / si sabes dónde buscar / está bien por mi / De tu guardia hasta mi vida, tu podrías encontrar la paz / Si se ha acabado la batalla de tu voz / podría yo escapar contigo.

 

Cada nuevo vuelo (Mi destino astral)

Mi destino actual es dejar atrás / mis nuevos egos siempre en erupción / Y las balas se quedaron derretidas / y los temores ya no estarán a la defensiva / Y yo brillo en cada nuevo vuelo / ¿y si dejamos a nuestros monstruos jugar en el jardín? / quizás hasta hagamos el final que siempre me pediste / Mi destino astral es cambiar / Yo soy la voz, soy el latido de un escorpión / Cuando los perros nos salgan a ladrar / será pensar, ignorar y luego será caminar / Y yo brillo en cada nuevo vuelo / ¿y si dejamos a nuestros monstruos jugar en el jardín? / quizás hasta hagamos el final que siempre quisite / Y yo brillo en cada nuevo vuelo / ¿y si dejamos a nuestros monstruos jugar en el jardín? / quizás hasta hagamos el final que siempre quisite / cuando me quisiste.

 

El lobo herido

De todo lo que sabe el tiempo / ¿cuánto es lo que él te ha dicho de mi?/ De todas esas trampas del destino / ¿de cuántas, con gloria, te pudiste escabullir? / Si sabes que la luna te ha guiñado un ojo / y se ha mojado esos labios por ti / ¿por qué no estámos? / ¿por qué? / Ni las piedras, ni los puentes, ni los años / han apagado tus ecos en mi / De ese mirar que me econtró en las mismas calles / que antes me vieron vagar sangrando aquí / Si sabes que tus manos son como mis manos / y nuestros ojos se rinden así / ¿por qué no estámos? / ¿por qué? / Y si sabes que la luz de tus caminos / podría curar por fin al lobo herido / ¿por qué no estámos? / ¿por qué no estámos, aquí?.

 

Las esquinas del mundo

Con el alma perdida / cruzando Los Andes / gastando la vida / sintiéndo cómo sabe el lodo / qué sabe la suerte y los naipes que miran / Preguntándo a las calles / sintiendo en los bares / y huyendo del aire / Sabiendo como estar al márgen / pisándo fondo y rezando por nadie / Y yo en las esquinas del mundo brindando por las despedidas / sabes muy bien que canto por todo lo que no se olvida / Absurda es la elegancia de enmudecerte frente a mi / ¿cómo no saber los que piensas, lo que intuyes, si ya estás aquí? / Confía en los encantos que escogieron para ti / tantas flores, tantas cosas / ¿quién mejor sabe mentir? / Y yo en las esquinas del mundo brindando por las despedidas / sabes muy bien que canto por todo lo que no se olvida / Y yo en las esquinas del mundo brindando por las despedidas / sabes muy bien que canto por todo lo que nunca se olvida.

 

Un fascinante error

Y me dejo hechizar por ti / y ese encanto de un efecto instantáneo / Por verme tras mis palabras, con tu aliento de verdad / puedes limpiar por mi tanto el camino / Limpiar por mi tanto el camino / Y al encontrarnos frente a todos / aunque sea en una ruta sin salida / y disfrutar el sabor de un fascinante error / y quedarme así contigo / y que nadie lo sepa / Y que nadie lo sepa / Por verme tras mis palabras con tu aliento de verdad / puedes limpiar por mi tanto el camino.

 

El accidente

Al final de cada encuentro / y en cada momento / nos despedimos por última vez / Lágrimas eléctricas e intermitentes / se encenderán en tí hasta desvanecer / Y saber por tu voz del accidente / que trajo este, tu mundo, hasta mis pies / Al navegar por esta / y por el resto de tus noches / las luces te dirán que no sigo aquí / Cuando vagues por el mundo en todos tus segundos / espero que la suerte te quiera bien / No te dirá mi voz del accidente / que trajo este, tu mundo, hasta mis pies.

La eternidad

Lanzar al fuego todos los lamentos / y esperar que sean cenizas hoy / Estar depierto cuando llegue el tiempo / envuelto en un abrigo de emoción / Algo habrá que hacer / algo habrá que responder / Como decir, como pensar / como escapar y no quedarnos aquí / en esta injusta eternidad / Estar atento al daño de los años / sin pronunciar un ruego al despertar / Deseos de egoístas y del viento / con el encanto de esta voz en revés / Algo habrá que hacer / algo habrá que responder / Como decir, como pensar / como escapar y no quedarnos aquí / en esta injusta eternidad / Algo habrá que hacer / algo habrá que responder / Como decir, como pensar / como escapar, o celebrar de una vez / Algo habrá que hacer / algo habrá que responder / Como decir, como pensar / como escapar y no quedarnos aquí / en esta injusta eternidad.

Tanto de ti

Hay tanto que duele más que tú / Los brindis a mis espaldas / o cuando saben mucho más los muros / o saben los extraños, siempre que no estás / y duele un poco más cuando saben tanto de tí / Y en el puzzle del calor de los latidos / ahora está el vacío de los tuyos / y también tu voz eterna usando su disfraz / como si estuvieras frente a mi / y también está mi voz que canta tanto por tí / Y cuando no seamos los mismos / cuando el cielo luego sepa de los dos / y nos quede voluntad para nunca estar / tan tocado, tan dejado, tan dañado / Y así vemos entre estas distancias / por todos los que vengan / que entren y salgan / y que nunca puedan / doler tanto como tú / ni calmarte como yo / ni me vean más tus ojos que ahora saben tanto de mi / Y cuando no seamos los mismos / cuando el cielo luego sepa de los dos / y nos quede voluntad para nunca estar / tan tocado, tan dejado, tan dañado.

El adiós invisible

Desde afuera nadie puede notar / lo incompleto que se ha vuelto este lugar / La mirada perdida en el mismo cielo / es la puerta que te intentó atrapar / Nada saben quienes me han apuntado / y dijeron saber tanto de mis labios / No son flores tus miradas hacía atrás / ni el abrazo que no se puede arrancar / Nunca un adiós invisible es justo para dos / sea conmigo o con él con quién te vas / Nada saben quienes me han apuntado / y dijeron que han bebido de mis labios / ¿Qué sabe la suerte? / ¿Qué sabe del presente? / Dónde vas, con quién vienes / De los pasos que nos traen hasta acá / Nada saben quienes me han apuntado / y dijeron que han bebido de mis labios / ¿Qué sabe la suerte? / ¿Qué sabe del presente? / Dónde vas, con quién vienes / ¿Cuánto ganas? / ¿Cuánto pierdes? / Y me mira tu suerte / ¡caprichosa!, ¡cruel!, ¡mortal! / Y por tí que los deseos se acabaran como tal / Y por mi, que al menos / pueda pedirte un poco más / Yo sólo quiero / yo sólo espero / que te haga fuerte esta canción.

 

El eco del duelo

Sabes que yo prefiero tu eco / a un instante trivial / Prefiero saber hasta dónde es que quiere tu cicatriz llegar / Y cuando en las noches, con formas de azar / prefiera tu eco a algo que duela mal / tu dolor de etiqueta / tus mordidas "gran reserva" / Sabes que yo te prefiero a un beso ciego / te prefiero de entre mis muertos / a cualquier final sin altura fatal / Y cuando en las noches, con formas de azar / prefiera tu eco a algo que duela mal / tu dolor de etiqueta / tus mordidas "gran reserva" / Sabes bien lo que prefieron / y sabes bien que yo siempre te prefiero / Antes que un beso ciego, prefiero el eco del duelo / prefiero el duelo.

El presente

El hambre de los abrazos / cada tanto llama y nos devora el pecho / Los instantes de felicidad esperan que siempre vengan más / Yo espero así el presente / Y si quieres despegar / y en silencio encontrar un lugar para continuar en paz / Con mis brazos, con mis ojos, con mi voz / con todo pronunciaré el adiós / por que creerte pertenencia es igual a declarar demencia / El silencio (en casos) puede ser sólo un amor puro y total / Y si quieres despegar / y en silencio encontrar un lugar para continuar en paz / El silencio (en casos) puede ser sólo un amor puro y total / Y si quieres despegar / y en silencio encontrar un lugar para continuar en paz / Yo espero así el presente / que mires a la gente.

El antídoto

Tus saltos por el mapa son / una danza que busca la comodidad de lo que digan / tus desos / con su nueva libertad / Cargando entre los dientes / las canciones que ya no calzan con tu mente / ni con tus historias nuevas / No es sano abusar de tu calidad de especial / No es sano abusar de tus ojos y tu sonrisa universal / Que es parte de un antídoto / que siempre está contigo / y no sabes cómo usar / Esta ciudad sabe cuando estas / sabe cuando llegas y cuando te vas / y no es la suerte un trago / que para todos se sirva igual / Si ya no me encuentras / es de esperar que después de todo / no haya más que recuerdos / y que no sean cariños muertos / No es sano abusar de tu ventaja para sanar / No es sano abusar de tus dedos que siempre me van a encontrar / Por ser parte de un antídoto / que siempre está contigo / y no sabes cómo usar / Y ser parte de tu antídoto / y siempre estar contigo / y siempre estar contigo.

Testigo

Y ahora escucho hasta el frío / de mi carne que ha sabido ser por dos / Si te cuentan que he perdido / soy testigo / Que mi colección de amores / son errores que no he sabido enmendar / Si aún piensas que estás sobre mi / no hay complicidad / Y un absoluto descuidado te invadirá / y un absoluto descuidado te pedirá / que aún creas y que confíes en tí / Y aunque ya no queden puertas / ni corazones que se puedan golpear / Si te cuentan que estoy sobre ti / soy testigo, eso no es verdad / Y un absoluto descuidado te invadirá / y un absoluto descuidado te pedirá / que aún creas y que confíes en tí, en tí / (¿cuál fue el segundo en que nos creímos invisibles?, o quizás, sólo yo aposté mi armadura) / Y ahora escucho hasta el frío.

 

Silencio

Podrías ser mi salvación / queriéndo argumentar mi tiempo / Podrías ver mi devoción / si enfrentaras tu rumbo y desafiaras al resto / Si las estrellas se apagaron para ti / y quieres beber un poco más de mi / debes limpiar el barro de tus pies / y esperar que un día te permitas la calma / Porque soy más de lo que puedes ver / Porque soy más de lo que has perdido / Hoy seré el silencio que amanece entre tus brazos / Que enmudece el tiempo y se radica en tu alma / Las verdaderas ilusiones mueren / la libertad de tu mirar me inunda / No he sido causa de pasiones nuevas / sólo de esta absurda forma de condena / Porque soy más de lo que has perdido / Hoy seré el silencio que amanece entre tus brazos / Que enmudece el tiempo y se radica en tu alma.

 

 

Descifrarme

Tratar de ser sólo de piel / es lo que queda al final del día / Vagar por las calles y rogar que me arranquen esta emoción / Volar y encontrar más de lo mismo / en una ardiente versión / derivada de los dedos / en que se abriga el desconsuelo / Y aunque estoy cubierto por espinas / y aunque estoy dormido en la deriva / Ya no quiero escarbar en ti para descifrarme / Nadar por la espuma se ha convertido en mi diversión / y si las copas te liberan, que te abandone esa pena / Puedo encontrar más del vacío que puedes entregar / Y si las cartas nos llegan / que te permita encontrar una nueva suerte / Y aunque estoy cubierto por espinas / y aunque estoy dormido en la deriva / Ya no quiero escarbar en ti para descifrarme / Si tengo un poco más de tiempo / podría ser brillante, podría ser brillante / Si tengo un poco más de tiempo / para confundir el aliento y en un sueño intentar ser real / Y aunque estoy cubierto por espinas / y aunque estoy dormido en la deriva / Ya no quiero escarbar en ti para descifrarme / Y aunque estoy / y aunque estoy.

 

Sin par

No has vuelto a pronunciar / la palabra que reanima nuestra ya gastada claridad / ni por el vértigo de saberme en tus sentidos / Es tiempo de remediar / los momentos que nos dieron una claridad incierta / Quizás lo haré por ti / quizás lo haré sólo por mí / Pero mis alas no podrán volver a fallar y dejarme a tus pies / Pero mis alas no podrán volver a fallar / y dejarme así, sin par / Quizás deba continuar / e ignorar la providencia y sus ganas de atraparme / Quizás lo haré por ti / quizás lo haré sólo por mí, por mí/ Pero mis alas no podrán volver a fallar y dejarme a tus pies / Pero mis alas no podrán volver a fallar / y dejarme así, sin par.

 

Fallar

No es que esté bien / delatar todo lo que sabe el viento / en forma de traición encendida / No es que esté errado / es sólo el andar de mi versión prohibída / y no hace falta decir que / No podremos dedicarnos más / un poco más de tiempo / Una mirada puede dañar / más no sabes cómo lastiman las tuyas / ¡urgente anestesiar! / Poder volverme un secreto en tí / y ser cautivo de tu voluntad / es sólo otra manera de fallar / Y no podremos dedicarnos más / No podremos dedicarnos más / y aunque no puedas acercarte más / No podremos dedicarnos más / un poco más de tiempo.

 

Crecer

Crecer parece ser la solución / si he de compartir un destino / o si vuelves a poner un pie en mi corazón / Te lo advierto, mi nuevo humor no es un invento / Y si he sido más de lo que puedes dar / Si te he obligado a naufragar / y aún buscas un faro más en mí / Verás que no es imposible perder / sabrás que no es tán difícil el renacer / si te obligaras a crecer / Ya no hay tiempo / ya nunca espero tus intentos / Si te he obligado a cambiar / o si quieres contar conmigo una vez más / Verás que no es imposible perder / sabrás que no es tán difícil el renacer / si te obligaras a crecer / Obligame a crecer.

 

Deseos

No permitiré / que las horas se sienten a ever cómo mnuerde el silencio / y me restaré hasta que llegue mi calma ciega / y te deje sonreír / No descansaré por más que sienta los pies hundidos / y tus ánimos en revés / Y sabré volver para conciliar tu duelo / Es más, hoy voy a desear / que te bañe un brillo espacial / Que mis soluciones vencidas te queden a la medida / y sin más, de una vez / que algo envuelva tu alma / Si inventaras un poco de tiempo para mí / y curaras esa feróz herida en tu vida / y en la mía / quizás podría ser más / Como desear que te bañe mi brillo espacial / que mis soluciones vencidas te queden a la medida / y sin más, de una vez / que algo envuelva tu alma.

 

Perversión

Algo más que un placer ha sido el desterrarme / desde la ruta del error / que niega, que encierra / Someterme a otros encantos nuevos / de dulce agonía en la voz / Volver a creer / ser capaz de levantarme / Rogaré porque los astros me permitan decir "tu y yo" sin ti" / Reducir a ser fantasma a quien te pida estar a tiempo / a su "experiencia perfecta" / por ver mi perversión / Someterme a otros instantes nuevos / un suave calor de dos / volver a creer que nada puede derrumbarme / Rogaré porque los astros me permitan decir "tu y yo" sin ti" / Rogaré porque los astros me permitan decir "tu y yo" sin ti".

 

En reversa

Hoy sales de mis sistemas / y me quedo solo, con nuestros logros inexistentes / Y tu has de ver sólo mi parte de ángel cansado / tocado por el más bello de todos los amores / Y me quedo solo y cansado / tocado por el más bello de todos los amores / Hoy las chances crecen en reversa / Y me quedo solo y cansado / tocado por el más bello de todos los amores / los sabores / que en mi has de cargar / guardar.

 

Lazos

Esta vez / cuando la ciudad entera se dedique a descansar / yo estaré de pie / envuelto en su húmedo abrazo / Y sin dudar, te buscaré / y te daré la misma pasíon que me has visto derrochar / cuando mi compañía daba igual / Puedes tomar lo que quieras de mi si resiste el lazo / Puedes tomar lo que quieras de mis brazos / Antes que las calles griten su nombre / cederé mi lugar al cielo / si la cordura no alcanza / Y sin dudar te buscaré e invitaré a matar viejas nostalgias / o a convertirlas en magia / antes que llegue otro sol / Puedes tomar lo que quieras de mi si resiste el lazo / Puedes tomar lo que quieras de mis brazos / Puedes tomar lo que quieras de mi si resiste el lazo / Puedes tomar lo que quieras de mí, lo que quieras de mí / Lo que quieras de mí.